domingo, junio 03, 2007

Error de casting



Si ya me pareció discutible la elección de Tobey Maguire para encarnar a un superhéroe, extraña la de Kirsten Dunst como su novia e inexplicable la de James Franco como antagonista ocasional, después de haber visto Spiderman 3, todavía entiendo menos.

El carisma de Tobey brilla por su ausencia de nuevo, resulta bobalicón, soso y gris. Kirsten no lo hace mal, pero su belleza me parece demasiado alternativa para una producción de este tipo y la química con Tobey es nula.

Aparte de eso, James Franco, que compondría un Spiderman bastante más intenso y creíble, desaparece al final de la película. Dicen que las comparaciones son odiosas, pero puestos a comparar... A ver si James resucita y se reencarna en Spiderman o en lo que sea y aparece una chica nueva, por favor.

1 comentario:

el chico de la chaqueta azul dijo...

Viva James Franco y abajo el otro que como dices tú es un soseras sin gracia ninguna.